QUEMA TUS PUENTES

Actualizado: 8 de jul de 2020


Battleship Missouri Memorial, Hawaii

En mis talleres para emprendedores me gusta comenzar con el cuento del capitán que le dio a su tripulación la instrucción de quemar sus barcos al momento de ir a conquistar un nuevo territorio; se dice que ese líder se llamaba Alejandro Magno.


A continuación te voy a contar un poquito de la historia porque aunque esta publicación no va enfocada en los barcos, es importante que lo veamos para poder hacer la conexión de la razón por la cual este blog post se llama QUEMA TUS PUENTES.


Jugando a ser Capitana de el Battleship Missouri, Hawaii

El cuento dice más o menos así: "Al llegar al lugar, Alejandro Magno y su tripulación, se dieron cuenta de que sus enemigos le triplicaban en número y desde el inicio, ya todos se veían derrotados incluso antes de pisar el campo de batalla.


Alejandro desembarcó e inmediatamente mandó a quemar todas las naves. Cuenta la historia que mientras su flota ardía, el líder reunió a sus hombres y les dijo: Observad cómo se queman los barcos... Esa es la única razón por la cual debemos vencer, ya que si no ganamos, no podremos volver a nuestros hogares y ninguno de nosotros podrá reunirse con su familia nuevamente, ni podrá abandonar esta tierra que hoy despreciamos. Debemos salir victoriosos en esta batalla, ya que solo hay un camino de vuelta y es por el mar. Caballeros, cuando regresemos a casa lo haremos de la única forma posible, en los barcos de nuestros enemigos”.

¡Salgan todos que vamos a quemar los barcos!

A veces, la única opción que tenemos para llegar donde queremos es justamente quemar los barcos. Es desaparecer toda herramienta, situación o camino que nos divida el enfoque en dos o hasta más opción. Es justamente ese momento de nuestras vidas donde ya no hay términos medios ni tonos grises. Es ese momento donde la ecuación se reduce a TODO o NADA, BLANCO o NEGRO, SÍ o NO.


Cuando queremos lograr una meta, hacer algo en específico y vivir con significado, tenemos que ir CON TODO y dar lo mejor de nosotros como si esa fuese la única opción. Así que definitivamente, debemos quemar los barcos si es necesario para luchar incansablemente por la victoria.


Hasta aquí espero que te esté haciendo sentido todo lo que te estoy contando porque además de invitarte a quemar tus barcos, hoy te quiero invitar a quemar tus puentes, sí, leíste bien, PUENTES.

Cabo Rojo, Puerto Rico

Ahora te preguntarás, ¿por qué puentes y no solo barcos? Porque son los puentes los que nos dan acceso y nos mantienen conectados a lugares conocidos, a viejas maneras de pensar, a personas tóxicas y a cosas que conservamos por si en algún momento necesitamos o tal vez es porque de cierta manera sentimos seguridad al saber que si no es ESTO, puede ser LO OTRO.