QUEMA TUS PUENTES

Actualizado: jul 8


Battleship Missouri Memorial, Hawaii

En mis talleres para emprendedores me gusta comenzar con el cuento del capitán que le dio a su tripulación la instrucción de quemar sus barcos al momento de ir a conquistar un nuevo territorio; se dice que ese líder se llamaba Alejandro Magno.


A continuación te voy a contar un poquito de la historia porque aunque esta publicación no va enfocada en los barcos, es importante que lo veamos para poder hacer la conexión de la razón por la cual este blog post se llama QUEMA TUS PUENTES.


Jugando a ser Capitana de el Battleship Missouri, Hawaii

El cuento dice más o menos así: "Al llegar al lugar, Alejandro Magno y su tripulación, se dieron cuenta de que sus enemigos le triplicaban en número y desde el inicio, ya todos se veían derrotados incluso antes de pisar el campo de batalla.


Alejandro desembarcó e inmediatamente mandó a quemar todas las naves. Cuenta la historia que mientras su flota ardía, el líder reunió a sus hombres y les dijo: Observad cómo se queman los barcos... Esa es la única razón por la cual debemos vencer, ya que si no ganamos, no podremos volver a nuestros hogares y ninguno de nosotros podrá reunirse con su familia nuevamente, ni podrá abandonar esta tierra que hoy despreciamos. Debemos salir victoriosos en esta batalla, ya que solo hay un camino de vuelta y es por el mar. Caballeros, cuando regresemos a casa lo haremos de la única forma posible, en los barcos de nuestros enemigos”.

¡Salgan todos que vamos a quemar los barcos!

A veces, la única opción que tenemos para llegar donde queremos es justamente quemar los barcos. Es desaparecer toda herramienta, situación o camino que nos divida el enfoque en dos o hasta más opción. Es justamente ese momento de nuestras vidas donde ya no hay términos medios ni tonos grises. Es ese momento donde la ecuación se reduce a TODO o NADA, BLANCO o NEGRO, SÍ o NO.


Cuando queremos lograr una meta, hacer algo en específico y vivir con significado, tenemos que ir CON TODO y dar lo mejor de nosotros como si esa fuese la única opción. Así que definitivamente, debemos quemar los barcos si es necesario para luchar incansablemente por la victoria.


Hasta aquí espero que te esté haciendo sentido todo lo que te estoy contando porque además de invitarte a quemar tus barcos, hoy te quiero invitar a quemar tus puentes, sí, leíste bien, PUENTES.

Cabo Rojo, Puerto Rico

Ahora te preguntarás, ¿por qué puentes y no solo barcos? Porque son los puentes los que nos dan acceso y nos mantienen conectados a lugares conocidos, a viejas maneras de pensar, a personas tóxicas y a cosas que conservamos por si en algún momento necesitamos o tal vez es porque de cierta manera sentimos seguridad al saber que si no es ESTO, puede ser LO OTRO.


HOY te digo, QUEMA ESOS PUENTES con la certeza de que ya no te diriges hacia esa dirección, confiando en que tus mejores días y años están delante de tí y entendiendo que tu próximo nivel de vida requiere decisiones radicales para resultados extraordinarios.


Créeme que pensé mucho en compartir este tema contigo porque precisamente YO soy la reina de los puentes. Amo la gente, me encanta dejar las puertas abiertas porque me da "paz y seguridad" sentir que si algo sale mal, puedo regresar y no ha pasado nada. ¿Te suena familiar?


Tengo que reconocer que a lo largo de mi vida he amado construir puentes, unos hermosos que me han llevado a lugares majestuosos y otros que me han llevado a lugares que han detenido mi avance, a esos definitivamente no quiero regresar JAMÁS. Por eso hoy, al igual que tú he identificado varios de esos puentes que debo quemar para poder avanzar porque mi dirección cambió y sé que ya no hay vuelta atrás. Los recordaré con amor y mucho agradecimiento pero ya no hay espacio para ellos, ¡AHORA VOY POR TODO!

Recuerda siempre que tu próximo nivel de vida requiere de un SÍ o un NO, de un VOY o mejor ME QUEDO, de un CON NADA o un CON TODO.

Hoy quememos los puentes que nos mantenían cómodos, seguros y en pausa, esos puentes ya no nos llevarán a ningún lugar que valga el esfuerzo llegar. Hoy digamos adiós a personas, experiencias, pensamientos, hábitos y hasta metas que no nos aportan y que no nos llevarán a la plenitud eterna que anhela nuestro corazón.


Sin duda alguna, quemar esos puentes requerirá de una postura firme y de una actitud inquebrantable sin embargo, estoy segura de que valdrá el esfuerzo por que una vez hecho, nos invadirá esa inigualable sensación de libertad y plenitud.


Cada vez que vayas a quemar un puente, hazlo con valentía y con la plena confía de que Dios hace todas las cosas nuevas y así como abrió camino una vez, lo hará nuevamente. Por lo pronto, quema los puentes, aléjate de lo que te resta, de lo que no te añade valor, de lo que te distrae y de eso que te limita. Así como dice Pablo en el siguiente versículo de Filipenses 3:13: "Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante." Camina firme hacia adelante, ese es el camino para esta nueva temporada.


¡Ya estás list@ para tu próximo nivel! ¡Voy a tí!

Con amor,

















0 vistas

contactame

'

© 2020 KN GROUP LLC. Todos los derechos reservados. Diseño de página web por Marcos Fernández de Musa Digital.

  • Facebook - Keila Navarro
  • Instagram - Keila Navarro
  • Twitter - Keila Navarro
  • YouTube - Keila Navarro
  • LinkedIn - Keila Navarro