SIETE LETRAS, UN SOLO OBJETIVO; QUE LOGRES TUS METAS INTELIGENTEMENTE - (SMARTER GOALS)


Después de 2 temporadas exitosas y sobre 10,000 descargas únicas de nuestro podcast, Keila Navarro VIP, he notado que a medida que pasa el tiempo, amo más el acompañarte en cada etapa de tu camino y que tú me acompañes en el mío, por eso en todos los episodios me aseguro de compartirte información de valor.


Recientemente dimos inicio a una nueva temporada. En esta ocasión, la 3ra temporada en la cual estoy comprometida con llevarte desde donde estás, hasta donde quieres llegar.


En mi opinión, cada nueva temporada requiere que le demos una miradita a nuestras metas. Primero, es importante que reconozcamos donde estamos REALMENTE. Luego, debemos decidir hacia dónde queremos ir por que al hacerlo tendremos una idea de qué es lo que necesitamos para lograrlo. El hacer este ejercicio nos da claridad y nos permite tomar mejores decisiones.


Durante la primera semana de esta nueva temporada fui develando poco a poco los distintos elementos que se destacarán en cada episodio. Algunos de estos elementos son: la música, y la portada. Desde ya quiero aprovechar para invitarte a que hagas lo mismo. Elige una canción que te conecte con cómo quieres vivir esta nueva temporada y acompáñala con una foto que defina el cómo te quieres ver al final de la misma. Este ejercicio nos invita a conectar con distintos estímulos sensoriales que nos apoyarán durante esta nueva temporada de forma individual y como comunidad VIP.


Esta segunda semana, comenzamos oficialmente con parte de la historia inspiradora del actor y político, Arnold Schwarzenegger y ya hoy estamos listos para ir un poco más de lleno a establecernos metas de una manera más intencionada.


Te tengo una muy buena noticia, ya no tenemos que esperar a un 31 de diciembre o a un 1ro de enero para establecernos metas, de hecho, somos nosotros quienes le damos el color para que cada día sea el día ideal y darle un giro progresivo a nuestras vidas.


Recuerdo que en el episodio 62 del podcast estuve compartiendo la metodología para establecernos metas inteligentes o mejor conocida como SMART GOALS, una metodología que me encanta y que me ha ayudado muchísimo en mi proceso creativo para lograr metas de manera inteligente.


SMART es un acrónimo. Un acrónimo es una palabra o nombre formado a partir de los componentes iniciales de un nombre o frase más largos, generalmente usando letras o iniciales individuales, como por ejemplo VIP que para unos significa Very Important Person o para nosotros que significa Valientes Influyentes y Productivos.


A mí me encantan los acrónimos por que me ayudan a recordar conceptos y me permiten aplicarlos de una manera más efectiva y práctica, así que esta metodología me encantó desde la primera vez que la puse en práctica.


Hace unos meses encontré el mismo acrónimo pero con dos letras adicionales y en lugar de SMART, decía SMARTER. Esto me llamó mucho la atención y comencé a estudiarlo un poco hasta que comencé a aplicarlo. Para mí, el beneficio que aportan estas dos palabras es genial.


Aquí te muestro cada una de las letras del acrónimo y la acción que representan dentro de esta metodología que busca apoyarnos en la creación de metas u objetivos inteligentes.


S - Specífic (Específico)

M - Measurable (Medible)

A - Attainable (Alcanzable)

R - Relevant (Relevante)

T - Time Bound (Tiempo Específico)

E - Execution (Implementación)

R - Rewarding (Gratificante)


Después de haber visto esto me dije: ¿PORQUÉ CONFORMARTE CON METAS SMART SI PUEDES ESTABLECERTE METAS SMARTER?


A continuación quiero compartirte unos ejemplos de cómo puedes utilizar esta metodología para organizar tus metas y diseñar objetivos SMARTER o super extra mega INTELIGENTES.


1. Un ejemplo para Specific - Específico ::

Ser especifico es una de las claves para lograr nuestros objetivos. Es saber específicamente ¿qué queremos? tamaño, color, lugar, forma, nivel profesional, modelo del auto, si es una casa, donde la queremos, si son clientes, cómo queremos que sea nuestro cliente ideal, el trabajo de nuestros sueños y así sucesivamente.


En este punto, debemos ser lo más específicos que podamos por que cada detalle, ¡CUENTA! Mientras más específicos seamos, mejor, y te voy a explicar porqué.


Yo siempre le hablo de esto a mis clientes por que nuestro cerebro ha sido creado por un Dios perfecto para funcionar a la perfección, su función principal es garantizar nuestra supervivencia y está programado justamente para eso. Nuestro cerebro recibe miles de estímulos que generan miles de pensamientos por segundo y para evitar como yo le digo, una sobrecarga de información hace 3 cosas para filtrar esa información: omite, generaliza y distorsiona.


Esto significa que nuestra mente elige a qué le va a prestar atención. Si nosotros estamos claros en lo que queremos, estaremos más alerta a esas cosas específicamente. Es por esto que tú y yo podemos estar en el mismo lugar y prestarle atención a cosas diferentes. Nuestra programación es diferente por que nuestros intereses son distintos. (Confío en que esto te esté haciendo sentido)


Así que mi mente elige omitir, en otras palabras, no ver ciertos detalles para enfocarse en los que entiende que sí son importantes para mí. Elige generalizar (esto más bien es agrupar para identificar más rápido el que se destaca) y distoricionar (es cuando entendemos las cosas a nuestra manera) rompemos en pedazos la información y la interpretamos a nuestra conveniencia.


Por medio de una buena programación, nosotros podemos elegir a qué prestarle atención así que ser específicos juega un papel super importante.

2. Un ejemplo para Measurable - Medible ::

Para que nuestro objetivo sea medible debemos incluir cantidades, en otras palabras, qué tiene que pasar para saber que lo hemos logrado. Si vendes productos en unidades o sea, solitos, calcula cuánto te quieres ganar y divídelo entre lo que representa tu ganancia para saber cuantas unidades debes vender o cuantos clientes necesitas conseguir al mes.


Me explico, si te quieres ganar $2,000 y la ganancia que te deja el producto es de $10, divides $2,000 entre $10 de ganancia para ti = 200 unidades que debes vender por producto.


Por otro lado, en mi experiencia como Coach he aprendido a tener esto bien claro y más aun porque mis servicios son intangibles. Yo no vendo un producto físico que me compras y yo te entrego, es una experiencia de transformación que debo medir de alguna manera así que elijo preguntarle a mi cliente específicamente: ¿qué debe pasar para que tú sepas que ha habido un cambio? Tal vez sea reaccionar de manera diferente, aumentar su influencia como líder, conectar con su propósito de vida, dejar de ponerse nerviosos cuando hablan en público, aclarar su visión, aumentar sus ventas, entre otros.


3. Un ejemplo para Attainable - Alcanzable ::

Una meta alcanzable puede ser aumentar las ventas en un 10% , conseguir un nuevo cliente o lograr X nivel profesional en mi compañía. Lo que sea que elijas, debe ser un objetivo alcanzable, esto es algo que te rete pero que al mismo tiempo sepas que puedes alcanzar.


Si la meta es muy alta y no la divides en pequeños pasos, puede que tu mente se paralice aunque tengas TODO lo que necesitas para lograrlo. Así que si tienes una meta interesante, divídela en pequeños pasos y ve paso a paso; funciona más que si te pones esos número tan altos en la mente (luego te cuento el sistema que implemento para apoyarme en esta área, por ahora te adelanto que se llama Efecto Dominó).


En esta fase me gusta preguntarme: ¿Con qué recursos cuento para lograrlo? por que tal vez yo no cuente con todo lo que necesito pero, sí conozco a alguien que me puede apoyar o tal vez, existan recursos que me puedan impulsar.

4. Un ejemplo para Relevant - Relevante ::

Si mi negocio es de coaching, mi meta debe ir alineada a mi negocio, no debo decir que mi negocio de coaching va a vender 100 mantecados a menos que de alguna manera yo lo conecte y créeme que lo podría hacer... pero ese no es el caso (por ahora). Nuestra meta debe estar relacionada directamente con el objetivo principal. Todo debe ir conectado… a veces queremos hacer muchas cosas a la vez y mezclar proyectos pero, si queremos ser efectivos, debemos también mantenernos RELEVANTES.


5. Un ejemplo para Time Bound - Tiempo Específico ::

¿Cuánto tiempo me va a tomar lograr mi meta? ¿Para cuándo lo lograré?

El día X de X mes de X año a las X hora ya X cosa está hecha.


El tener un tiempo determinado, nos da sentido de urgencia. También nos da dirección y nos permite planificarnos y en cierta medida hasta relajarnos porque aunque tenemos urgencia, sabemos que estamos en el proceso y que estamos haciendo lo que debemos estar haciendo y que para X fecha se cumplirá.


6. Un ejemplo para Execution - Implementación ::

Me encanta el hecho de que en esta nueva versión se añade la palabra IMPLEMENTACIÓN como parte importante de esta ecuación.


Para este punto podemos preguntarnos: ¿Qué debo hacer para lograr lo que me propuse? ¿Cuáles hábitos debo crear para acercarme a mi meta? De esta manera, en lugar de estar enfocándonos en cada área de manera individual, creamos los hábitos específicos que nos llevarán donde queremos llegar.


El plan es importante pero, establecer las acciones que vamos a tomar y los hábitos que debemos crear para lograrlo, hace una gran diferencia.

7. Un ejemplo para Rewarding - Gratificante ::

Cuando entendemos el premio asociado con el logro de la meta nos mantendremos motivados para alcanzarla.


Pregúntate: ¿Qué vas a obtener al alcanzar esta meta? La respuesta puede ser tangible o intangible. Mantente pensando en tu premio y seguramente lo lograrás.


Este modelo SMARTER te apoyará en tu proceso de aclarar tus metas y te dará una perspectiva distinta y refrescante para delinear tu proceso para lograr tus metas.


Ponlo en práctica, cuéntame cuáles son tus metas y cómo las organizaste, me encantará leerte. ¡Yo voy a tí!


¡Un abrazo fuerte!















PS :: Si te gustó esta publicación, compártela con quienes entiendas les será de gran valor también.




0 vistas

contactame

'

© 2020 KN GROUP LLC. Todos los derechos reservados. Diseño de página web por Marcos Fernández de Musa Digital.

  • Facebook - Keila Navarro
  • Instagram - Keila Navarro
  • Twitter - Keila Navarro
  • YouTube - Keila Navarro
  • LinkedIn - Keila Navarro